Artículos,

¿Bendecidas o vacías?

 

En Panamá, se dice que las “bendecidas” siempre están posando en buenos lugares pero en las fotos nunca aparece el “bendecidor”.

 

Desayunando con mi amiga Leti, surgió este tema y llegamos a la conclusión de que normalmente sólo juzgamos la parte exterior y pensamos que ella necesariamente está con un hombre mayor por su dinero y esto es un error ya que en este aspecto hay otras circunstancias que se mezclan. Alguna vez te has preguntado cuán mal ha de estar esa mujer para sacrificar su juventud? O para salir junto a una persona de la que se avergüenza? No creo que sea como dice la canción de la Rikita: (…) todo sea por el Samsung y el iPhone.

Vacío Existencial

Por la cultura machista que tenemos, socialmente es peor visto el que una mujer mayor ande con un jovencito. Para muestra, les recuerdo el revuelo que se levantó con la boda de la difunta Duquesa de Alba con Alfonso Diez, pufff lo hicieron renunciar a la herencia y todo.

Parece que el que un hombre mayor ande con una jovencita merece reproche pero menos que si es a la inversa. Y en parejas homosexuales sucede igual, el/la joven no tiene dinero pero el/la anciano/a sí, algo así como que la juventud es un plus que se paga. Yo he escuchado de niñas de 11 años que dicen que quieren sumar, así que les consigan un viejo. Eso está pasando en Panamá y el que no lo quiera creer que se autoengañe.

 

El padre de la hija de Pepita, decidió casarse con una chica 40 años menor que él. Mi amiga como es lógico, se llenó de dolor y rencor no sólo hacia él sino hacia la jovencita con quien él formalizó su relación. Una vez estando en lo que en Europa se llama “piscina natural”, le dije: no te das cuenta que siempre repites la misma historia amorosa? Es decir, que cambias el sujeto pero tu predicado es el mismo? Nunca pensé que decirle algo así la removería tanto interiormente. Lo cierto es que ella lleva más de un año estudiando el impacto de las emociones en relaciones personales, a través de los terapeutas Txusmari Alfaro o Enric Corbera, y gracias a ello ha comprendido que nosotros no pensamos, sino más bien juzgamos y criticamos, y al hacerlo perdemos la capacidad de análisis y de comprensión. O lo que es peor, entramos en un circulo vicioso que no nos conduce a la solución, sino a seguir viviendo en el problema. Esto es uno de los temas que se ven en el ámbito de las constelaciones familiares del que hablábamos en posts anteriores.

 

Al momento de tener relaciones íntimas que es cuando esa persona tiene que enfrentarse a su realidad, cuando ya no le queda ningún argumento para no tener relaciones con alguien que no le gusta nada, porque en ese momento queda al descubierto, pero no frente a nadie, sino frente a sí misma. Porque en ese momento ni ese hombre es capaz de juzgar para qué lo estas haciendo, solo ella se enfrenta a esa realidad. Leti se ha puesto a reflexionar, qué ha llevado a esa mujer joven a tomar esa decisión? Y a él? Para qué él recurre a su poder económico? Pues para tener una mujer joven,(no me refiero a una diferencia de 4 a 10 años que es más o menos aceptable) sino a 1, 2 e incluso 3 generaciones de diferencia. Él lo sabe, sabe que ella no siente nada por él, y no le importa, o si le importa, pero hace ver que no. Podría acceder a ella si no tuviera dinero o poder político? Qué quiere aparentar, si además sus características no le hacen agraciado para tener una mujer joven y bonita, por ejemplo, él es obeso o es feo por antonomasia. Y ella? Resulta que vivió en carencias de todo tipo, y además le faltó un padre que la protegiera como hija. Así que el bendecidor le aporta a la bendecida seguridad material y estabilidad emocional porque ella sabe que él no la va a abandonar como lo hizo su padre. Es decir, lo que buscan es SEGURIDAD.

 

Hace años, tras una ruptura amorosa, leí un libro en el que me pedían que hiciera una lista de las características que quisiera que tuviese mi hombre ideal. Al terminar la lista, la autora del libro decía: bien, ahora cambia el título y ponle “listado de cosas que me hicieron falta de mi papá” y plof! Tal cual, resulta que encajaba perfectamente.

 

En otros casos, “la bendecida” aparte de ser mantenida por “el bendecidor” también le saca dinero a su madre y tú te preguntas cómo es posible que a su edad y teniendo un marido, la madre aún le dé dinero? Creo que mi querida Leti lleva razón cuando a esta pregunta me respondió: pues claro que su mamá le seguirá dando dinero, aunque la hija esté en edad de mantenerse sola y tenga un marido que sufrague sus gastos. La madre lo hace porque se siente culpable de no haberle dado un padre que se encargara de ella. Y seguramente, su madre también sufrió abandono paterno, y la madre de su madre tampoco pudo formalizar una relación con el abuelo de la bendecida. Así sin darse cuenta, repiten la misma historia una y otra vez. Pero qué une a la bendecida con el bendecidor? La falta de reconocimiento. Él recurre a lo económico para conquistarla porque de otra manera no se siente capaz siquiera de aspirar a una mujer joven y bella, así que paga por tenerla para presumir de ella como ella presume de lo que él le da.

 

Pero un hombre mayor no sólo se une a una mujer jovencita por presunción sino para reafirmarse su virilidad, para no dejar de sentirse joven y para sentirse superior frente a otras hombres porque él tiene el cuerpo del deseo. También es verdad que desde afuera ambos se ven ridículos porque es poco probable que puedan compartir intereses de vida, planes en conjunto y deseos físicos en la misma magnitud. ¿Recuerdan los 3 elementos imprescindibles para que una relación de pareja funcione? Eros, filia y ágape en palabras de Walter Riso.

 

Por eso, concluimos que la envoltura no tiene nada que ver con el regalo, así que no debemos criticar sino tratar de comprender y tenerles un poco de compasión porque ambos sufren aunque quieran aparentar que no.

 

Normalmente, el viejo rejuvenece y la joven se avejenta. En ambos casos, los 2 siempre dicen estar dispuestos a conocer a alguien más. Pienso que entre 2 personas aunque se lleven muchos años de diferencia podría surgir algo muy parecido al amor pero no creo que perdure porque las carencias afectivas también se superan.

 

Cierro el post con el siguiente proverbio africano: “En reino del amor, unos aman y otros son amados. La felicidad consiste en ser las 2 cosas”.

writer

Persona con sensibilidad social, mente cuántica e ideología política transversal. Estudiosa, inquieta y espiritual, mas no fanática. Inclusiva y defensora de la diversidad. Hija, hermana, amiga, mujer y profesional hasta el límite de mis fuerzas.