Artículos,

Inteligentemente Solteros

Corazon con manos

Solteros sí, solos jamás y solterones mucho menos. Lo que hombres y mujeres necesitamos en una relación de pareja para que funcione: atracción +  valores afines + cariño.

Tengo treinta y pocos años de edad y cuando me preguntan mi estado civil y/o sentimental, con frecuencia me miran con cara de acertijo y después de un diálogo interno en donde no encuentran un por qué, me dicen: “estás soltera porque quieres” y yo me río y les digo que la frase está incompleta ¿por qué quiero qué? Ser feliz, por supuesto.

Estar soltera/o es una opción y una elección muy respetable cuando no encuentras a una persona que reúna 3 condiciones básicas e irrenunciables que descubrí a puro dolor y que años más tarde leí de Walter Riso, quien las clasifica en Eros, Filia y Ágape.

EROS (deseo/atracción/placer de estar con el otro), FILIA (vínculo de amistad, que les indignen las mismas cosas o que tengan valores afines, tener cosas en común) y ÁGAPE (cariño/ternura).

Yo no creo en la bifurcación del amor, no creo en que tenga que conformarme con solo 1 ó 2 de esas 3 condiciones que acabo de decir, y saben por qué? Pues porque he visto en mis [email protected], en mis [email protected], en la gente que me he cruzado en viajes e incluso en mis clientes que la gente que no tiene esos 3 elementos con su pareja, fracasan y son infelices y entonces surge la infidelidad, la falta de honestidad, la falta de compromiso, en resumen, EL DESAMOR, y continuamente buscan una tercera o cuarta persona que les dé ese otro elemento. Yo diría que si tu pareja no te da esos 3 elementos, es mejor [email protected] a dar un paseo y que agarre su maleta de rueditas, para que ni le peeeeese y adelante que la luz del semáforo está en verde, jajaja.

Amigas mías me han dicho: “como no puedo reunir lo que me gusta de cada hombre con el que estoy y hacer uno que me guste de verdad, no hay más remedio que tomar de cada uno lo que me hace feliz. Nadie se entera y aquí todos felices”. Eso las que deciden ser felices -a su manera- y las otras viven quejándose de que es un mediocre, tacaño, sexualmente aburrido, etc.

Hay frases retóricas que me causan risa: “Una persona que me llene” Qué es eso? Un amor estomacal? Pregunta W. Riso. “Una persona que me complemente?” pero si yo creo en la Sabiduría Superior no concibo que nos haya hecho “incompletos” si estamos hechos a imagen y semejanza del Creador.

[email protected] sí, [email protected] jamás y solterones mucho menos porque a éstos no les ha quedado más remedio que estar [email protected]…En cambio, yo lo elijo como una opción más.

He aprendido a vivir plenamente (autorealizarme) y a darme momentos felices para que cuando encuentre a ese alguien con esos 3 benditos elementos, mi decisión de estar con él sea un tema de elección y no de necesidad. Cada cual es responsable de procurar su propia felicidad y eso sí, magnificarla a lado de un amor correspondido, alguien con quien decirse mutuamente:

“Quiero aprender a escucharte sin juzgar. Quiero que me enseñes a hablar de nuestras frustraciones sin reproches. Quiero que aprendas a confiar en mí sin exigirme. Quiero enseñarte a ayudarme sin intentar decidir por mí. Quiero aprender a discutir contigo sin pelear. Quiero que me enseñes a cuidar de ti sin anularte. Quiero aprender a mirarte sin proyectar mis problemas en ti. Quiero enseñarte a abrazarme sin asfixiarme. Quiero aprender a acercarme sin invadirte. Quiero que me enseñes a potenciar tus habilidades. Quiero enseñarte a comprender mis limitaciones. Quiero… que después de lo aprendido, yo de ti y tú de mí, seamos capaces de elegirnos mutuamente una vez más. Igual que aquel día pero mejor… porque hoy, lo que más quiero es saber que eres feliz cuando estás sin mí y más feliz aún cuando estamos juntos” en palabras de Jorge Bucay y Silvia Salinas.

Por supuesto que quiero tener tarifa plana para recibir un abrazo protector, una caricia tierna y una presencia agradable que me permita alejar a la soledad, pero es que vivo en tal armonía conmigo misma que mucha veces siento que la soledad es un privilegio que merezco disfrutar sin los reproches de la sociedad que espera que sea como sea me una a alguien.

Soltera/o…Inteligentemente, porque en mi cabeza no cabe la idea del amor sufrido capaz de soportarlo todo, y felizmente, porque me encanta la vida que tengo y porque tengo tantas cosas que agradecer al universo, que me lo ha dado todo sin que yo haya hecho ni una sola pestaña de mi ser. No necesito un a pareja para que me mantenga, ni un ídolo de cuentos de hadas que venga a rescatarme de una vida patética llena de prejuicios, traumas e inseguridades. Todo se supera y no tenemos por qué conformarnos con un peor es nada.

writer

Persona con sensibilidad social, mente cuántica e ideología política transversal. Estudiosa, inquieta y espiritual, mas no fanática. Inclusiva y defensora de la diversidad. Hija, hermana, amiga, mujer y profesional hasta el límite de mis fuerzas.